viernes, 25 de febrero de 2011

CAPITULO IV


Dormí profundamente y a pesar de haber llegado a las siete de la madrugada, nos levantamos a las diez. Los padres de Abi llegaron a las ocho, puesto que llegaban de Buenos Aires, habían descansado en el colectivo y según su padre tenían mucha hambre y cansancio. Habían asistido a una junta de médicos, solo un día, ya que ambos se especializan en el campo de la medicina. El señor Vásquez en cirugía y la señora en pediatría.
Nosotras también nos levantamos con hambre y el pollo que preparó la señora Vásquez estaba hecho un manjar. Son una familia sencilla, sin presunciones. 
-         ¿Buena la película? – Nos preguntó.
-         Si. – Respondió Abi – “Encerrados”, de terror, increíble, nos morimos de miedo. – Concluyó.
-         La tienen que devolver esta tarde ¿no? – Nos preguntó mientras comía una tostada.
-         Si, pero lo hará Mave porque se la llevó para mostrarle a Maxi. – Abi tomó un trago largo de jugo.
-         ¿A Maxi? ¿Por qué?
Mi confidente me miró preocupada, entonces entré en escena.
-         Porque dice que somos muy cobardes para verla solas y Mave quería refregárselo en su cara.
Nos miramos con cara de “obvio como no se nos ocurrió antes”, y su madre meneó la cabeza diciendo:
-         Adolescentes, me cuesta creer que yo haya pasado por lo mismo.
Abi apoyó su vaso con firmeza.
-         Adultos, me cuesta creer que algún día sea así.
Ouch… Eso a mi madre le hubiera dolido, pero a ellas no… Rieron como las compinches que son…

Aunque tenía mucho sueño estaba de buen humor, había pasado casi toda la noche con Maxi… el lindo de Maxi… el… sexy Maxi… el… ¡Qué estupideces digo!
Mi camarada no tenía el mismo ánimo y decidí indagar en sus pensamientos.
-         ¿Pasa algo Ab?
Estaba perdida así que le grité en el oído para que pusiera atención, pero ni siquiera se masajeó la oreja y eso que yo grito fuerte. Suerte que de su cuarto no se escapa ni un sonido.
-         Pasé una linda noche con Nahuel. – Dijo y la miré en busca de más información. - ¿Sabías que doce chicas se acercaron a saludarlo? – Me encogí de hombros esperando más. – Me parece muy mujeriego. Apenas salí del baño ya estaba hablando con otra chica ¡Qué lástima! Es muy lindo y tiene una mente muy clara, pero ya sabes…
Comprendí la situación. Lo de Abi y Nahuel nunca se dará, ya que ella es muy celosa y, como toda celosa, no le gustan los mujeriegos…
-         Hay más peces en el agua. – Dije - ¿Cómo le habrá ido a Mave?
Revoleó los ojos.
-         Bastante bien, pero así como existen lo mujeriegos, existen las “hombreriegas” (palabra cierta en el diccionario de Abi) o “come-hombres”.
Me sorprendí bastante. Mave se ve tan tranquila que me parecía imposible ponerle esa etiqueta.
-         ¿Por qué decís eso? 
-         Mave engancha a un chico ¿no? – Asentí como si supiera. – Mave y el chico se llevan bien. – Dijo juntando las manos. – El chico y Mave tienen una peleíta. – Inclinó la cabeza. – A Mave no le importa y el chico le pide una relación seria. – Toma aire. – Luego Mave se cansa, lo engaña y lo deja. – La miré incrédula.
-         ¿En serio?
Asintió como si supiera la verdad del mundo.
-         Ese es el significado de diversión para ella. Algún día se va a cansar de todo este juego y va a terminar con el peor. Es muy buena y no anda en cosas raras, pero su vida amorosa es un desastre.
-         Vaya que si. – Respondí.
En un flash me vino a la mente lo de mis composiciones.
-         Abi.
Me miró a los ojos desde el puf.
-         ¿Me querés explicar por qué carajo le dijiste a Maxi que compongo?
Se sorprendió por mi cara de disgusto y comenzó entonces a jugar con las manos, nerviosa.
-         ¿Te pidió una cita? – Yo asentí. - ¿Entonces por qué te quejas? Te hice un favor.
-         Ahora voy a tener que mostrarle lo que escribo.
-         Escribís lindo, prefiero tus composiciones que las de Mave, además él también compone y no se las muestra a nadie, tal vez lo puedas convencer, pueden componer juntos y así tener buenas canciónes ¿oís lo que digo? ¡buenas canciónes!
La idea no me pareció mala.
-         ¿No crees que Mave se va a enojar si reemplazo sus composiciones?
-         No tanto, para ella no es la muerte, además la banda prometió que las decisiones se toman entre todos, que todas las ideas son incluidas y también las opiniones, y si una se descarta se hace por votación ¿qué problema puede haber? – Le di la razón y el silencio llenó la habitación.
-         ¿Sol? – Abi lo rompió después de cinco minutos.
-         ¿Qué?- Pregunté.
-         ¿No crees que ya es hora de terminar con Martincito?
-         Si, pobre, la noticia va a caerle muy mal. – Dije mirando la ventana melancólicamente.

3 comentarios:

  1. Guauauuuu!!! Ja ja!!! No, joda!!! Che me encanto y te lo digo de nuevo... Lo unico es que pido es que Belen aparesca mas... Jajaja!!
    Podes pasarte por casa cuando quieras no??? Te espero y te kiero!!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja me ha gustado aunque si pobre de martin lo tenia abandonado jajaja
    Adultos, me cuesta creer que algún día sea así. Ame la frase me hizo reir mucho... muy buena idea que se unan y creen lindas canciones me encanta!!!

    ResponderEliminar