viernes, 22 de julio de 2011

CAPITULO X - continuación

Con nuestro andar siempre suave parecíamos bobos. Miradas, sonrisas y risitas iban y venían esperando a que alguno tuviera el comentario exacto para romper el hielo. Muy pocas veces me ha tocado ser quien lo rompa y debo decir que me considero muy mala en ello.
-         Me gusta mucho tu compañía ¿sabes? Además, no se… cuando ciertas personas se enteren de que vos y yo… eso… me van a envidiar…
Me tenté. Su aspecto era de nerviosismo y estaba seguro de lo que decia.
-         Sos muy chamuyero ¿te lo dijeron ya?
Me miró sorprendido.
-         ¿Chamuyero, yo? No, vos estas mal, estoy nervioso Sole, es decir… eemm… nunca había esperado a que me pase algo así, nunca quise tanto que me pasara esto que me parecia insignificante…
Me dejó sorprendida, como siempre estaba siendo sincero. Yo no puedo decir lo mismo porque muchas veces me pensé tan enamorada y luego todo terminó en catástrofe.
-         ¿Por qué?- Pregunté como tonta, tratando de evadir el momento en que le exprese mis sentimientos.
-         ¿Por qué? Espera a que vuelva de allá arriba donde me dejaste y te cuento…
Sus frases tiernas me intimidan un poco y aunque sonrío, se me da por optar por la indiferencia.
Cuando llegamos ya habían empezado con la ronda de mates.
-         ¡Eh! ¡Faltaba la guitarra! ¿Cómo quieren que empecemos la joda sin ella? – Dijo Leo.
-         Claro, la guitarra, no ustedes. Ustedes ya andan en otras cosas. – Decía Mave con mirada picarona.
-         ¡Cállate vos! – Gruño Maxi que simulaba ahorcarla.
Abi me miró y me tomó del brazo, rápida como una felina.
-         Quiero noticias frescas.- Dijo bajito en mi oído pero bien gesticulado.
Yo me reí y Nahuel, que estaba sentado junto al árbol cercano, notó mis pocas ganas de contar detalles, entonces aprovechó y tomó a Abi de la mano, haciéndola agachar.
-         Yo también quiero noticias frescas. – Le dijo persuasivo y Abi lo registró de arriba abajo.
-         Lo tendré en cuenta, pero no prometo nada.
-         Es una avance, preciosa. – Dijo con aires de caballero y le besó la mano dulcemente.
-         Jaja… que pavo. –Abi se reía pero estaba coloradita.
Me di cuenta que estaba siendo muy chusma parada allí escuchando todo así que dije:
-         ¡Oh, que lindos! – y me senté entre Mave y Maxi.
Las charlas y la música eran animadas y a uno que otro grupo cercano que nos escuchaba canturrear se les hacían pegadizas.
Nuestros aspectos a veces son graciosos. Mave siempre usa jeans o calzas de algodón con remeras color pastel, lo que provoca que Leo le diga “pastelito”. Nahuel es el de los colores chillones y su marca personal es una corbata corta alrededor del cuello o atada en su frente, la cual es blanca y negra. Maxi es el de los colores oscuros, sin preferencia de telas, y para él las muñequeras son esenciales. Leo es el más casual, lo común en prendas celestes, marrón o beige, y solo usa jeans para salir, sino lleva pantalones de buzo. También lleva su collar hawaiano. Abi y yo somos las rebeldes sin causa. Yo soy la fanática de las polleras y ella de las musculosas. Abi es la exagerada con el maquillaje y yo con las uñas. El tip es mezclar un color con negro.
Mave reía otra vez cacareadamente cuando Maxi estiró los brazos tras de mí y me tomó de la cintura, haciendo de respaldo para darme su tierno beso en mi mejilla.
Abi se sentó junto a Mave cansada de decir que no a las indirectas de Nahuel, pero estaba sonriente. Conociéndola, este es un juego que a ella le gusta.
-         ¡Uh! ¡Maxi! Mirá quién viene para acá. – Exclamó Leo, atrayendo toda nuestra atención a una rubia alta y bien formada, de ojos verdes y labios finos rebosantes de bálsamo rosa.
-          ¡Lo que faltaba Leito! ¡Mi querida amiga! ¿No querés que te pase su número?
-          ¡No gracias! No como las sobras de otros… - Respondió y Maxi echó a reír junto con él, Mave y Abi.
Con su cartera blanca en mano, se paró firme ante nosotros con sus shorts de jean. Miré a las chicas y reconocí en ellas la expresión de “acá se arma”. Personalmente, estoy un poco asustada.
-         ¿Cuándo pensás llamarme Maximiliano Torres? – Preguntó encrespada. Estaba decidida a dejarlo en vergüenza.
-         ¿Nunca? – Dijo haciendo teatro con una impecable sonrisa maliciosa.
-         ¿Nunca? ¿Por qué? – La rubia estaba sorprendida. - ¿Qué? ¿Estás ocupado con esa nenita?
Bueno, si, me enojé. Esté bien que me falta para pisarle los talones… pero tampoco para tanto. Además, de todos los insultos el que más odio es este. NE-NI-TA. Awww ¿quién se cree?
-         ¡Más respeto, rubia! Ya sé que podés ser mi abuela.
Me fulminó con la mirada y arrugó los labios. Maxi sonrió gustoso de saber que sé defenderme sola.
-         ¿No es adorable?
-         ¿Podemos hablar a solas? – Le preguntó fastidiosa.
-         ¡No! ¿Quién crees que sos? ¿Mi novia?
La chica se confundía cada vez más al igual que yo cuando él me apretujó entre sus fuertes brazos. ¡No sabía que decir!
-         ¿Es… tu novia? – Preguntó casi sin voz.
-         Y ahora además de cornuda sos ciega ¿no? ¿Cómo anda Nacho? Oí que no está muy conforme con vos.
Vaya, está siendo demasiado malvado. Supongo que es ella quién lo engañó con su amigo. Ahora ambos son ex, jaja. Me divierte, me emociona pero me da un poco de asco la actitud de Maxi. Si no tuviera esta causa el tipo seria la cochinada más grande.
-         Esto no quedará así. – Dijo encendida. Habla en serio. – ¡Fuiste, sos y serás un perfecto estúpido siempre Maxi! – Entonces volvió a su andar de rebotes, con un exagerado vaivén de cabellos rubios recogidos en una cola alta.
-         Hasta me llega a dar pena. – Dijo Maxi serio.
Cuando me miró se encontró con mi cara de pocos amigos.
-         ¿Volvió “Papi Torres”? – Preguntó Leo mientras Maxi se paraba.
-         Si, pero ya se va. ¿Me acompañas un rato? – Me dijo ofreciéndome su mano.
-         Más vale que estés seguro o va a haber problemas. – Le dijo Abi cuando yo acepté su ayuda.
-         No se preocupen. – Respondió y yo lo seguí.
Al menos iba a obtener respuestas.
Durante el camino estuve muda, esperando que otra vez sea él quién rompa el silencio. Sin embargo, al parecer, no iba a ser así.
-         ¿”Papi Torres”?
-         Un viejo apodo… Ya ni me sirve. Es una larga historia del pasado que prefiero no contarte. – Dijo enarcando las cejas.
-         Ah… ¿Qué te preguntó Abi?
-         Nada, me aconsejó.
Genial, nada concreto. Pues bien, aquí va la última.
-         ¿Esa chica era tu novia? ¿La que te traicionó con Nacho?
Asintió.
-         La que nunca me interesó, por eso fui tan duro con ella… Me asfixia. – Me vio preocupada. – Tengo sentimientos. – Aclaró.
-         Entonces le diste a entender que yo era tu novia…
-         Pero…
-         ¿Pero?
-         No es necesario que eso sea mentira… - Me miró sonrojado. – Me gustaría que fuera real.
¡UF! Tengo un gran nudo en la garganta ¡Hay Dios! ¿En serio está pasando? No puedo despegar mis ojos de los suyos.
-         A… A mi también. – Dije entrecortada y el calor subió a mis mejillas.
-         Entonces…
¿Entonces? ¡¿Entonces?!
-         Si. – Dije emocionada.
Me sonrió y miró con esa mirada bella y resplandeciente, y soltando mis manos me tomó de la cintura y acercó a su cuerpo para darme el más dulce de los besos de mi historial.


Un avisito: Quienes les interese más un blog donde se expresan sentimientos vayan a www.poesiayalma.blogspot.com y a quienes les interese más lo sobrenatural vayan a www.cazandohistoriasycorazones.blogspot.com Besitos!!

sábado, 16 de julio de 2011

CAPITULO X


El domingo fue, como siempre, un día familiar y el lunes un aburrimiento total porque las profesoras no hicieron más que dictar y dar trabajos para entregar al final de la clase, es decir que dentro del aula no hubo un solo momento para charlar. De todas maneras los recreos no tuvieron nada de diferente.
Algo le está pasando a Caren. Ya no es la misma. Casi no habla, está en otra y hoy se la pasó bostezando. Puede ser que el sábado le haya pegado mal, pero en realidad ella está acostumbrada, además no dice más que “No se que me pasa. No hablo mucho porque no tengo nada para contar. No jodan ¿quieren?”  Belu está de acuerdo conmigo y tiene un mal presentimiento. Casi siempre estamos de acuerdo. Debido a su presentimiento me parece que tiene que ver con Marcos… Hum…

Dos meses después, me encuentro en la habitación de Maxi, ordenando nuestro repertorio de canciones, sentados en el suelo. Entre tanto los seis nos hemos llevado muy bien. Hemos conseguido tocar en una confitería bien concurrida este sábado a las doce de la noche y los nervios están de puntas aunque falten tres días.
Martín cambió de postura ya que vio que conmigo no va a lograr nada. Ahora me odia, y se ha vuelto imposible hablar con él. Así que me alejé, lo cual me duele mucho, y más cuando me lo cruzo por los pasillos con su amiguita idiota, abrazados como tarados.
Caren terminó con Marquitos y parece haber caído en un pozo depresivo. Es así que ahora viene más seguido a mi casa.
Hecho el resumen les cuento que me siento muy observada por Maxi. Es muy cariñoso y atento conmigo. Le ha molestado mucho lo de Martín y le dejó dicho, por celular, que si me trataba mal lo iba a surtir. Yo le creo, y no me gusta que él y Leo lo arreglen casi todo a las piñas, pero bueno… Se siente bien esto de ser defendida.
-         ¿A que hora nos juntamos en la plaza? – Pregunté para romper el silencio. Él no me quitaba los ojos de encima, esos ojos tan lindos.
-         Ahora. – Me dijo suave, con el mentón apoyado en el puño.
-         Entonces vamos. – Dije y me paré.
Pegó un tirón de mi brazo y quedé pegada a su pecho. Ambos nos mirábamos fijamente y el corazón se asfixiaba de tanta euforia. Él sonreía, yo no lo logré. Bajó su mirada hacia mis labios y con la mano derecha (con la izquierda aún sostenía mi brazo) pasó el pulgar por ellos. Permanecí muda. Ambos estábamos como en trance ante tanta cercanía.
-         ¿Te dije ya que sos tan… pero tan… hermosa? – Y meneando la cabeza siguió. – Sos un deleite para mis ojos…
Sus palabras, casi susurradas, tejieron en mí una sonrisa y él, que ahora sostenía mi mejilla, me besó tiernamente. Su mano soltó mi brazo y le rodeé el cuello con ellos, los suyos tomaron mi cintura y me acercaron más a su cuerpo. Todas las sensaciones que a uno le causan placer me pasaron en ese momento. Sentí que el aire se renovaba haciéndose cálido y que el exterior desaparecía. Al parecer esto era algo que ambos esperábamos con ansias, y no hubo mejor momento que ese.
Soltó suavemente mis labios y juntamos nuestras frentes, ambos con sonrisas anchas de felicidad. Él suspiró, yo suspiré… pero aún no podía articular palabra, me limité a acariciar su mejilla.
-         Si me decís que te gustó, no me voy a poder despegar de vos ni un minuto durante no se cuanto tiempo.
Revoleé los ojos picaramente.
-         Yo espero que me digas que si… - Insistió apretujándome entre sus brazos.
-         Me encanto. – Respondí sonriente.
El celular comenzó a sonar avisando una llamada.
-         Hola… - Dijo Maxi con voz suave y sonrisa grande. – Ahora vamos… No ¿con quien crees que estas hablando? – Me paré. – Si, más vale… llevo la criolla… bueno… nos vemos… si, está conmigo… chau. – Le estreché mi mano.
-         ¿Abi?
Tomó la guitarra criolla y la guardó en su funda.
-         Sip ¿vamos?
Asentí y él apagó la luz. Antes de que saliera de la habitación me abrazó y me dio un pequeño beso. Ambos nos sonreímos y bajamos las escaleras a los saltos… y a los saltos estaba mi corazón…

Bueno es todo lo que tenia del capitulo jeje :S pero el martes les prometo lo que sigue que es mucho más interesante pues verán que aparece en escena Pamela y hay una propuesta interesante de parte de Maxi :) espero sus comentarios!!! besitos!!!

sábado, 9 de julio de 2011

Premio pepinillero!!!

Bueno este premio me lo dio Violeta... :)... hoy yo les entrego a ustedes mis bloggers favoritos este premiecillo...!!! Seguido de las correspondientes preguntas que también les toca contestar...:



  • ¿Si pudieras vivir dentro de una película, cual elegirías?
Elegiría Alicia en el país de las Maravillas...!!! Es mi historia favorita desde mi niñez y su nueva peli sería genial de ser vivida.


  • * Sales de la ducha, ¿te entretienes dibujando algo en el espejo empañado? ¿El qué?
Una cara... un corazón... Lágrimas... y en los días más felices: un sol :)


  • * ¿Qué hacías la última vez que tus acompañantes te rogaron que abortaras con esa situación?
Me reía de cosas con doble sentido hasta el hartazgo hasta que Lulaii me dijo - Bueno, listo ya paso el chiste. - :s


  • * ¿Qué cosas absurdas o extravagantes te gustaría coleccionar?
Me gustaría coleccionar monedas antiguas o abanicos... nunca coleccionaría muñecas porque de noche asustan.. 


  • * ¿Qué tipo de ropa interior usas: slips o boxer, bragas o culottes o tangas?
bragas, culotes y tangas... pero mas las tangas...


  • * ¿En qué momento del sueño te despertaste y te jodió tanto que intentaste volver a dormir y seguir soñando?
En el momento en que al chico de mis sueños le disparaban y yo corría a salvarlo... Parece trucho pero es cierto, tengo sueños locos.... y me dio tanta bronca que me tape la cabeza y me imagine el final... y lo salve!!! va... lo salvo el hospital...


Bueno los futuros pepinilleros son:


Jose de www.corazonplastico.blogspot.com
Lucia de www.lulaiescribe.blogspot.com
Gise de www.gisediet.blogspot.com
Nesbell Lane de www.whentherainfalldown.blogspot.com
Mi pequeña fantasía de http://apuestoportimifantasiaaldespegar.blogspot.com


Besitoosss!!!!