viernes, 22 de julio de 2011

CAPITULO X - continuación

Con nuestro andar siempre suave parecíamos bobos. Miradas, sonrisas y risitas iban y venían esperando a que alguno tuviera el comentario exacto para romper el hielo. Muy pocas veces me ha tocado ser quien lo rompa y debo decir que me considero muy mala en ello.
-         Me gusta mucho tu compañía ¿sabes? Además, no se… cuando ciertas personas se enteren de que vos y yo… eso… me van a envidiar…
Me tenté. Su aspecto era de nerviosismo y estaba seguro de lo que decia.
-         Sos muy chamuyero ¿te lo dijeron ya?
Me miró sorprendido.
-         ¿Chamuyero, yo? No, vos estas mal, estoy nervioso Sole, es decir… eemm… nunca había esperado a que me pase algo así, nunca quise tanto que me pasara esto que me parecia insignificante…
Me dejó sorprendida, como siempre estaba siendo sincero. Yo no puedo decir lo mismo porque muchas veces me pensé tan enamorada y luego todo terminó en catástrofe.
-         ¿Por qué?- Pregunté como tonta, tratando de evadir el momento en que le exprese mis sentimientos.
-         ¿Por qué? Espera a que vuelva de allá arriba donde me dejaste y te cuento…
Sus frases tiernas me intimidan un poco y aunque sonrío, se me da por optar por la indiferencia.
Cuando llegamos ya habían empezado con la ronda de mates.
-         ¡Eh! ¡Faltaba la guitarra! ¿Cómo quieren que empecemos la joda sin ella? – Dijo Leo.
-         Claro, la guitarra, no ustedes. Ustedes ya andan en otras cosas. – Decía Mave con mirada picarona.
-         ¡Cállate vos! – Gruño Maxi que simulaba ahorcarla.
Abi me miró y me tomó del brazo, rápida como una felina.
-         Quiero noticias frescas.- Dijo bajito en mi oído pero bien gesticulado.
Yo me reí y Nahuel, que estaba sentado junto al árbol cercano, notó mis pocas ganas de contar detalles, entonces aprovechó y tomó a Abi de la mano, haciéndola agachar.
-         Yo también quiero noticias frescas. – Le dijo persuasivo y Abi lo registró de arriba abajo.
-         Lo tendré en cuenta, pero no prometo nada.
-         Es una avance, preciosa. – Dijo con aires de caballero y le besó la mano dulcemente.
-         Jaja… que pavo. –Abi se reía pero estaba coloradita.
Me di cuenta que estaba siendo muy chusma parada allí escuchando todo así que dije:
-         ¡Oh, que lindos! – y me senté entre Mave y Maxi.
Las charlas y la música eran animadas y a uno que otro grupo cercano que nos escuchaba canturrear se les hacían pegadizas.
Nuestros aspectos a veces son graciosos. Mave siempre usa jeans o calzas de algodón con remeras color pastel, lo que provoca que Leo le diga “pastelito”. Nahuel es el de los colores chillones y su marca personal es una corbata corta alrededor del cuello o atada en su frente, la cual es blanca y negra. Maxi es el de los colores oscuros, sin preferencia de telas, y para él las muñequeras son esenciales. Leo es el más casual, lo común en prendas celestes, marrón o beige, y solo usa jeans para salir, sino lleva pantalones de buzo. También lleva su collar hawaiano. Abi y yo somos las rebeldes sin causa. Yo soy la fanática de las polleras y ella de las musculosas. Abi es la exagerada con el maquillaje y yo con las uñas. El tip es mezclar un color con negro.
Mave reía otra vez cacareadamente cuando Maxi estiró los brazos tras de mí y me tomó de la cintura, haciendo de respaldo para darme su tierno beso en mi mejilla.
Abi se sentó junto a Mave cansada de decir que no a las indirectas de Nahuel, pero estaba sonriente. Conociéndola, este es un juego que a ella le gusta.
-         ¡Uh! ¡Maxi! Mirá quién viene para acá. – Exclamó Leo, atrayendo toda nuestra atención a una rubia alta y bien formada, de ojos verdes y labios finos rebosantes de bálsamo rosa.
-          ¡Lo que faltaba Leito! ¡Mi querida amiga! ¿No querés que te pase su número?
-          ¡No gracias! No como las sobras de otros… - Respondió y Maxi echó a reír junto con él, Mave y Abi.
Con su cartera blanca en mano, se paró firme ante nosotros con sus shorts de jean. Miré a las chicas y reconocí en ellas la expresión de “acá se arma”. Personalmente, estoy un poco asustada.
-         ¿Cuándo pensás llamarme Maximiliano Torres? – Preguntó encrespada. Estaba decidida a dejarlo en vergüenza.
-         ¿Nunca? – Dijo haciendo teatro con una impecable sonrisa maliciosa.
-         ¿Nunca? ¿Por qué? – La rubia estaba sorprendida. - ¿Qué? ¿Estás ocupado con esa nenita?
Bueno, si, me enojé. Esté bien que me falta para pisarle los talones… pero tampoco para tanto. Además, de todos los insultos el que más odio es este. NE-NI-TA. Awww ¿quién se cree?
-         ¡Más respeto, rubia! Ya sé que podés ser mi abuela.
Me fulminó con la mirada y arrugó los labios. Maxi sonrió gustoso de saber que sé defenderme sola.
-         ¿No es adorable?
-         ¿Podemos hablar a solas? – Le preguntó fastidiosa.
-         ¡No! ¿Quién crees que sos? ¿Mi novia?
La chica se confundía cada vez más al igual que yo cuando él me apretujó entre sus fuertes brazos. ¡No sabía que decir!
-         ¿Es… tu novia? – Preguntó casi sin voz.
-         Y ahora además de cornuda sos ciega ¿no? ¿Cómo anda Nacho? Oí que no está muy conforme con vos.
Vaya, está siendo demasiado malvado. Supongo que es ella quién lo engañó con su amigo. Ahora ambos son ex, jaja. Me divierte, me emociona pero me da un poco de asco la actitud de Maxi. Si no tuviera esta causa el tipo seria la cochinada más grande.
-         Esto no quedará así. – Dijo encendida. Habla en serio. – ¡Fuiste, sos y serás un perfecto estúpido siempre Maxi! – Entonces volvió a su andar de rebotes, con un exagerado vaivén de cabellos rubios recogidos en una cola alta.
-         Hasta me llega a dar pena. – Dijo Maxi serio.
Cuando me miró se encontró con mi cara de pocos amigos.
-         ¿Volvió “Papi Torres”? – Preguntó Leo mientras Maxi se paraba.
-         Si, pero ya se va. ¿Me acompañas un rato? – Me dijo ofreciéndome su mano.
-         Más vale que estés seguro o va a haber problemas. – Le dijo Abi cuando yo acepté su ayuda.
-         No se preocupen. – Respondió y yo lo seguí.
Al menos iba a obtener respuestas.
Durante el camino estuve muda, esperando que otra vez sea él quién rompa el silencio. Sin embargo, al parecer, no iba a ser así.
-         ¿”Papi Torres”?
-         Un viejo apodo… Ya ni me sirve. Es una larga historia del pasado que prefiero no contarte. – Dijo enarcando las cejas.
-         Ah… ¿Qué te preguntó Abi?
-         Nada, me aconsejó.
Genial, nada concreto. Pues bien, aquí va la última.
-         ¿Esa chica era tu novia? ¿La que te traicionó con Nacho?
Asintió.
-         La que nunca me interesó, por eso fui tan duro con ella… Me asfixia. – Me vio preocupada. – Tengo sentimientos. – Aclaró.
-         Entonces le diste a entender que yo era tu novia…
-         Pero…
-         ¿Pero?
-         No es necesario que eso sea mentira… - Me miró sonrojado. – Me gustaría que fuera real.
¡UF! Tengo un gran nudo en la garganta ¡Hay Dios! ¿En serio está pasando? No puedo despegar mis ojos de los suyos.
-         A… A mi también. – Dije entrecortada y el calor subió a mis mejillas.
-         Entonces…
¿Entonces? ¡¿Entonces?!
-         Si. – Dije emocionada.
Me sonrió y miró con esa mirada bella y resplandeciente, y soltando mis manos me tomó de la cintura y acercó a su cuerpo para darme el más dulce de los besos de mi historial.


Un avisito: Quienes les interese más un blog donde se expresan sentimientos vayan a www.poesiayalma.blogspot.com y a quienes les interese más lo sobrenatural vayan a www.cazandohistoriasycorazones.blogspot.com Besitos!!

8 comentarios:

  1. Hola!! Me ha gustado mucho este capitulo!!! Espero que sigas escribiendo^^
    Tienes muy buen gusto musical (Paramore (L))
    Besos guapa, escribes genial^^
    http://amormasalladelaunicidad.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Hola, bellísimas letras debudan este preciosos blog, si te va la palabra elegida, la poesía, te espero en mi casa, un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos de agua..

    ResponderEliminar
  3. Hola Tania,un placer regresar ligero de equipaje a tu bella casa,gracias por todas tus bellas letras, buen día, besos irreales..

    ResponderEliminar
  4. Que capitulo mas dulce!!!! TE Quiero!!! Besotes... y bue... no se...

    ResponderEliminar
  5. Muy bonito el capítulo Tania, un placer pasar por tu casa.
    que tengas un feliz fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por pasar por mi blog! Estaba viendo lo que pasaba con mi otro blog y no sé porque no podes firmar, entro y veo y está todo bien, fijate si podes o si no veré como hago con la configuración. Muchas Gracias por pasar y espero que andes muy bien. Me gusto mucho tu entrada, me encanta como escribís :)

    ResponderEliminar
  7. Hola Tania, un lujazo este capítulo..profundo, gracias aguapa, buen día ánimo, besos trovadores...

    ResponderEliminar
  8. Aun no lo leo! am no tngo tiempo ahora! prometo pasar luego! jeje!!

    (Ya no consegui este blog xD! mucho cambio! jaja y veo que ha crecido la familia, 31 :D que bien!! )
    Bueno saluditos, luego me pongo al dia!! ^^

    ResponderEliminar